Copa Colegial  2016 & Bifrutas

12 de Febrero de 2016. Colegio Valdeluz

41

1ª ronda Masc.

Final

1
2
3
4
OT
9
8
16
8
0
8
6
12
8
0
34

Los Espartanos sucumben en Valdeluz

Crónica: Francisco de Haro; Fotos: Carlos M. Picazas|13 Febrero, 2016|Comenta este partido

Debutas en la Copa Colegial & Bifrutas 2016… y sabes que un desliz, por mínimo que sea, puede implicar tu adiós a la competición el mismo día en que te has estrenado en ella. Sin duda, se trata de una presión difícil de asimilar, más aún cuando tu potencial verdugo es ese vecino con quien mantienes una encarnizada rivalidad deportiva desde que el mundo es mundo. Un contexto, en definitiva, capaz de atenazar la muñeca del más infalible tirador y de nublar la vista del base más clarividente. 

Si a ello le sumamos, eso sí, un impecable trabajo atrás por parte de uno y otro conjunto, obtendremos como resultado un duelo como el que este viernes disputaron Valdeluz y Fuentelarreyna, correspondiente a la primera ronda del torneo y que se saldó con victoria del los ‘dragones’ sobre los ‘espartanos’ por 41-34

Un tanteo corto que refleja la situación descrita en las líneas precedentes, pues con los nervios haciendo de las suyas y las defensas imponiéndose de forma holgada a los ataques, el choque no supuso un canto al ‘showtime’ ofensivo. En cambio, sí fue una oda a la intensidad y a la emoción, y es que cada partido encuentra la belleza a su manera. 

No obstante, los anfitriones pagaron un peaje muy caro por su triunfo, ya que perdieron por grave lesión a Rodrigo Sánchez mediado el tercer periodo. Entonces, el escolta -quien estaba siendo el mejor de su equipo- se trastabilló ante la presencia de un adversario mientras intentaba culminar una canasta, con tan mala fortuna de dañarse la rodilla derecha en su caída. 

Entre ostensibles gestos de dolor, ello le mantuvo inerte en la cancha durante cinco largos minutos, hasta que fue levantado por varios compañeros dada su imposibilidad de apoyar el pie. Después, fue tratado con hielo y se le aplicó un fuerte vendaje, aunque lógicamente no pudo retornar a la contienda. 

Una contienda dominada en sus compases iniciales por Fuentelarreyna (0-4), merced a un tiro libre transformado por Javier Pérez y a un triple de Nacho Herranz que entró limpio. Y es que a Valdeluz le costó entrar en el encuentro, delatando al principio un juego muy individualista que todavía tardaría un rato en tornar a colectivo. 

Por ello, y pese a que dos acciones del propio Rodrigo Sánchez restablecieron el empate (4-4), el técnico Alberto Ruiz pedía tranquilidad a sus pupilos y acabaría solicitando un tiempo muerto con el objetivo de reordenar ideas. 

Sin embargo, esta pausa solo revitalizó las prestaciones defensivas de ambas escuadras, cuya eficacia atrás acabó cristalizando delante en un intercambio de ‘airballs’, pérdidas de balón y lanzamientos errados desde la línea de personal (19 al final del partido). 

Con cada canasta suponiendo una victoria en sí misma, esta tónica se prolongó especialmente hasta el descanso, al cual se llegó con un incierto 17-14

En la reanudación emergió la figura del alero Pedro Sánchez, para distanciar a los anfitriones en el marcador y abrir una brecha en el mismo a la postre decisiva. Materializando 8 puntos en cinco minutos -incluido un triple y un gran 2+1-, lideró un parcial de entrada de 12-2, que puso el resultado en 29-18 y a los ‘espartanos’, contra las cuerdas. 

Pero cuando Valdeluz parecía alcanzar velocidad de crucero, la consabida baja de Rodrigo Sánchez frenó en seco su progresión y Fuentelarreyna estrechó de nuevo el cerco mientras sus rivales trataban de redistribuirse sus roles después de la fatalidad. Así, dos lanzamientos lejanos de Javier Pérez y Pablo Igea cimentaron una respuesta de 4-10, devolviendo a su afición una fe que parecía perdida (33-26). 

Al grito de «¡sí se puede, sí se puede!», la estruendosa hinchada visitante trató de insuflar ánimos en pos de una remontada épica, aunque los seguidores locales contestaron con un enérgico «¡ese ‘Valde’, ese ‘Valde’. Eh, eh!» para convertir La Guarida del Dragón en una olla a presión. 

Olla que no dejó de bullir hasta la conclusión del último acto, donde Valdeluz hizo valer esa  pequeña renta adquirida con anterioridad para alzarse con el triunfo. No en vano, le bastó con firmar tablas en estos instantes finales (8-8), durante los cuales amasó numerosas posesiones gracias a su dominio del rebote ofensivo.

 De esta manera, el equipo dirigido por Alberto Ruiz se adjudicó el derbi de la Ciudad de los Periodistas, sellando su pasaporte hacia una segunda ronda en la que los ‘dragones’ esperan seguir dejando huella.

Not in my house!
Not in my house!
Pronto te veremos de nuevo en las canchas, ¡ánimo!
Pronto te veremos de nuevo en las canchas, ¡ánimo!
¡Clasificados!
¡Clasificados!
Nacho Herranz y Pablo Pinilla
Nacho Herranz y Pablo Pinilla

Comentarios  

Para poder comentar debes iniciar sesión.
Puedes iniciar sesión también con tu cuenta de facebook.

Bifrutas
IconGame