6 de Mayo de 2016. Colegio Escola Pia Sarrià-Calassanç

65

Semifinal Masc.

Final

1
2
3
4
OT
17
14
14
20
0
0
15
6
13
0
50

Escoles Pies, primer finalista masculino

6 Mayo, 2016|Comenta este partido

Semifinal de lujo la que se ha visto entre Escola Pia de Sarrià y Bon Pastor. A pesar de la obligada ausencia de su estrella, Nil Baqués, disputando los campeonatos júnior de España, los locales consiguieron la victoria en un trepidante encuentro repleto de jugadas espectaculares dignas de elogio. Bon Pastor, con un banquillo bastante más menguado, no pudo aguantar el alto nivel físico, y sucumbió a mediados del tercer cuarto, en el que Escola Pía  hizo gala de su condición de favorito, consiguiendo erguirse como el primer finalista maculino de la edición 2016.

Con las gradas a tope, el pabellón de las Escola Pía de Sarrià presentaba un inmejorable aspecto. Bon Pastor se había traído su claca, que, aunque reducida en número, se presagiaba alta en decibelios. Escola Pía, jugando en casa, se veía arropada por sus incondicionales, armados con pancartas. El público ya coreaba a sus jugadores desde el calentamiento, más peculiar e innovador el del “Bonpa”,  más clásico el de su contrincante.

Desde el salto inicial, ya se vio que el partido sería intenso. Jiménez, nada más empezar, ponía una boina, recuperaba el balón y metía un triple para alegría de la parroquia local. Sin tiempo para respirar, le respondía “Padrós” en una rápida transición de Bon Pastor. Escola Pía cogió en seguida una ligera ventaja de 7 puntos (11 a 4), con un buen juego en equipo, (en el que destacaba Lorente anotando dos “bombas” consecutivas), solamente interrumpido por una canasta hasta la cocina del habilidoso “Ema”. Pero el Bon Pastor es un conjunto que destaca por su coraje. Aprovechando el descanso obligado de Gascó tras su segunda falta, endosó un pequeño parcial de 0-5, con triple de “Samir” incluido. “Bonpa” volvía a resoplar en el cogote de su rival.  La penetración en forma de 2+1 de Cambero cuando Escola Pía más lo necesitaba, sumado a una falta técnica a “Ema” por protestar, permitía a los locales volver a coger aire (15 a 9). No por mucho tiempo, ya que otro parcial, esta vez de 2-7, con “Ema” provocando faltas de sus rivales y luego acertando desde los 4’60, cerraba el primer cuarto con un ajustado resultado de 16 a 17.

En el segundo cuarto, los dos equipos siguieron confiando en su defensa individual. En el duelo de bases, Herrador, muy rápido,  abría el marcador para el equipo local, y “Padrós” se lo devolvía con una penetración en la siguiente ocasión. Nadie daba su brazo a torcer, con lo que cada ataque era decisivo. El primer triple de Bruno obtenía inmediata respuesta visitante, en una entrada inverosímil más tiro libre adicional de “Ema”. Los nervios, a flor de piel, y como consecuencia, una nueva falta técnica, que  esta vez recayó sobre el banquillo de Escola Pía. Añadiendole una nueva penetración de “Ricky”, “Bonpa” conseguía empatar a 23. Con la adrenalina en estado efervescente, los visitantes se atrevieron incluso a ponerse por delante en el marcador en este intenso tramo del encuentro, con una ventaja máxima de 4 puntos (27 a 31). Su desparpajo contrastaba con las caras de preocupación de los de Sarrià, que, atenazados por la responsabilidad de ser favoritos, se convertían en víctimas de sus propias imprecisiones. Por suerte para los locales, que llevaban sólo una pírrica canasta en cuatro minutos,  Cambero recogió la vitola de líder. Bien secundado por Lorente, ambos muy hábiles en el 1 contra 1, consiguieron rehacerse empatando el encuentro a 31 en el último segundo, y llegando a la media parte sin más daños colaterales.

En el descanso, el público se frotaba los ojos, incrédulo aún por el espectáculo baloncestístico ofrecido por ambos equipos. La hazaña que había conseguido Bon Pastor en esta primera parte, asaltando sin complejos el bastión de Sarrià, les permitía soñar con la victoria final.  Escola Pía, conscientes de su potencial, se confabularon en el vestuario, y salieron, después del parón, mucho más concentrados que sus rivales. La presencia del center local, Gascó, de nuevo en pista, aserenó el juego de su equipo, que empezó a jugar como tal, repartiéndose las oportunidades en ataque.  Por el contrario, el cansancio empezó a hacer mella en las exiguas filas de Bon Pastor. El desgaste físico y mental les hacía jugar sin su frescura habitual y cometer errores fruto de algún despiste. Los visitantes únicamente anotaron en dos  jugadas individuales de “Padrós”, con lo que, en un santiamén, los locales se fueron 8 arriba, tras el triplazo de Bruno, 43 a 35 en el minuto 7. “Ricky”, en un intento desesperado de volver a poner a “Bonpa” en el partido, le sonsacó un dos más uno a su defensor, aunque no convirtió el tiro libre adicional, cosa que aprovechó Vilà para que Escola Pía retomara la máxima diferencia de 8 puntos al final de este tercer cuarto, 45 a 37.

La desventaja era aún salvable para el Bon Pastor, que, a pesar de ser consciente de la dificultad que ello entrañaba, seguía creyendo en la victoria. Escola Pía puso la directa en el primer minuto de este último periodo, y se fue de 10 tras el tercer triple en la cuenta particular de Bruno. A pesar de ello, Bonpa no se rindió, y “Samir” volvió a meterla en una espectacular penetración, que daba ánimos a su equipo y a su afición.  Gascó, efectivo, devolvía la tranquilidad en una jugada interior marca de la casa. Haciendo gala de su disconformidad, en las filas visitantes reapareció “Ema”, que conseguía, por fin, anotar sus dos primeros puntos desde mediados del segundo cuarto, gracias a una gran asistencia de su compañero “Monta”. Esta jugada pareció dar alas al Bon Pastor, que incrementó su intensidad en defensa, consiguiendo anotar “Padrós” al contraataque y acercarse 50 a 44. Volvía a aparecer el pánico en Sarrià, pero hoy Bruno estuvo tremendamente fino desde los 6’25 y aplacó la reacción de los visitantes con su cuarto triplazo. Aunque “Padrós” volvió a anotar, Escola Pía no se amilanó y endosó a su rival un parcial de 6-0 liderado de nuevo por un espectacular Cambero. Con 59 a 46 a falta de dos minutos,  el entrenador del “Bonpa” insistía que sus jugadores se esforzasen “hasta el final, hasta el final”. A fe que lo intentaron, pero el quinto triple de Bruno colocaba a Escola Pía 15 arriba a falta de menos de un minuto que certificaba el merecido pase a la final para su equipo.

Escola Pía, sin duda, ha sido un justísimo vencedor de esta primera semifinal masculina. No obstante, el resultado final de 65 a 50 no refleja exactamente la igualdad que se vio en todo el partido, y tampoco el coraje de este Bon Pastor que se atrevió a jugar de tu a tu a un gran equipo, Escoles Pías, que duerme este fin de semana esperando el rival que saldrá el próximo lunes de la segunda semifinal que disputaran Maristas Champagnat y Sagrat Cor en Badalona.

Luck Sky Walker
Luck Sky Walker
Sin concesión
Sin concesión
El capi en acción
El capi en acción
MVP
MVP's Under Armour.V

Comentarios  

Para poder comentar debes iniciar sesión.
Puedes iniciar sesión también con tu cuenta de facebook.

Bifrutas
IconGame