21 de Abril de 2016. Colegio Maristes Champagnat Badalona

64

Cuartos Masc.

Final

1
2
3
4
OT
14
15
10
25
0
5
20
15
10
0
50

Champagnat a Semis ante una incómoda Sedeta

21 Abril, 2016|Comenta este partido

Maristas Champagnat se llevó la victoria con menos rotundidad de la que señaló el marcador al final del encuentro, muy igualado hasta el tercer cuarto. Un último periodo  colosal de los locales,  consiguió doblegar al resistente equipo de La Sedeta, que, con pocos efectivos, no pudo aguantar el envite final.

Lleno hasta la bandera en el ancestral pabellón de La Plana de Badalona, la primera pista cubierta de la liga española de baloncesto, y la que fue hogar del Joventut en los años sesenta. Los de Champagnat, jugando en casa, fueron capaces de atraer un animoso público armado con cartulinas de color malva, su corporativo, con la idea de participar también del partido.

Lanzó un primer aviso La Sedeta cuando, en el segundo minuto del encuentro, se ponía 0- 5 por obra y gracia de Pabón, triple incluido. La zona planteada por los visitantes ya se le atragantó a su oponente en estos primeros compases, ya que no consiguieron anotar sus primeros lanzamientos exteriores. Cuando por fin Saladrigas anotó desde más allá de los 6,25, a su vez, dio el pistoletazo de salida a un parcial de 14 a 0 que pareció romper el partido. La mejor manera de cargarse una defensa en zona es correr a la contra, y en estos minutos iniciales, Franch primero y Martín y López después, aparentaban haberse aprendido esta básica lección. Un alley-hoop de Nogales en el último suspiro, levantó al público de sus asientos, e hizo temblar las paredes del anciano pabellón, cerrando el primer parcial 14 a 5.

Pero las apariencias, engañan. A pesar de que Maristas se encontró cómodo al empezar este segundo período, con diferencias que rondaban los 10 puntos, los visitantes no daban su brazo a torcer. Con un laborioso trabajo atacando a un Champagnat en zona, la hábil dirección de Creus permitía a Mateu, Pabón y Alquézar conseguir canastas cercanas que les mantenían dentro del partido. Justo en este momento, Navarro y Sory tomaron el relevo anotador por el bando visitante y, agazapados en su defensa zonal, les clavaron un parcial de 1 -12 que dio un vuelco al encuentro. El 21-11 del minuto 4, se transformó en un 22-23 en el 6, y, casi sin darse cuenta, Champagnat iba por debajo a falta de 2 minutos para la media parte. El tiempo muerto aserenó el juego local, que consiguió una pequeña remontada: un triple inventado por Buj y un contraataque bien finalizado por Franch dejaron el parcial en un inquietante 29 – 25 para los de casa.

Salió en defensa zonal el Champagnat en el tercer cuarto, presionando arriba después de canasta, con la intención de desgastar a su rival. La Sedeta, sin embargo, con la paciencia y buena dirección de su base, Creus, seguía controlando sus ataques y esperando en su defensa en zona. El resultado de 30 a 28 en el minuto 2, justificaba su juego, hasta que apareció Nogales, que con tres triples consecutivos, ponía por un lado el 39 a 29 en el marcador y por el otro a sus incondicionales en pié. Y volvió a repetirse la situación de la primera parte: cuando Maristas Champagnat parecía que ponía tierra de por medio definitivamente, La Sedeta, sigilosamente, remontó, y con un parcial de 0-11, se pusieron por delante de nuevo. Un cambio de defensa a individual, junto con un par de espectaculares jugadas de Alquézar, más un triple de Raventós, fueron suficientes para poner el susto en el cuerpo del entregado público local, y el 39 a 40 en el marcador al final del tercer periodo.

El parón les fue bien a los de Champagnat, y más teniendo en cuenta que los visitantes no estuvieron acertados desde los tiros libres: hasta siete lanzamientos fallaron en los minutos finales del tercer cuarto. En la reanudación, estuvo la clave del partido. La Sedeta, que había aguantado hasta este momento con solo siete jugadores, notó el cansancio en sus piernas y en su mente. Champagnat se creció y consiguió otro parcial favorable de 13-3, jugando en equipo y abasteciendo su juego interior. Solo faltaba que apareciera Buj (elegido a la postre MVP Under Armour de su equipo) para apostillar a sus contrincantes con una serie de tres canastones triples consecutivos. Nogales se sumó a la fiesta con su cuarto triple, para conseguir la máxima diferencia de 18 puntos. Una losa demasiado pesada para los méritos de La Sedeta, en el que solamente Alquézar, el MVP Under Armour vistante, era capaz de anotar y rebajar hasta el 64 – 50 en el marcador al final del encuentro.

La victoria de Maristas Champagnat, aunque justa, no dejó contentos, evidentemente, a los de La Sedeta, que habían practicado un excelente baloncesto hasta el principio del último cuarto. El amplio banquillo de Maristas permitió a los locales llegar mucho más enteros a los momentos decisivos del partido.  Ahora toca esperar rival para un, seguro, intenso partido de semifinales.

Emoción
Emoción
MVP
MVP's Under Armour.

Comentarios  

Para poder comentar debes iniciar sesión.
Puedes iniciar sesión también con tu cuenta de facebook.

Bifrutas
IconGame