Noticias

Bleus sufren , ganan ... Y a la Gran Final

Comenta esta noticia - Crónica y Fotos: Jesús Moreno - 9 de Marzo de 2013

ENLACES RECOMENDADOS

Otro gran partido en el Liceo Arena, donde no se gana para emociones en esta sensacional  Copa Colegial 2013 por  Bifrutas. Al igual que la semana pasada, no hubo nada decidido hasta a falta de 4 segundos del final, donde los tiros libres resultaron decisivos para el devenir del choque (55-50).

 

El ambiente fue espectacular, con dos aficiones volcadas con los suyos. En el aire se mezclaban los gritos de ¡¡ Liceo!! ¡¡Liceo!! con los de ¡¡Chusma!! ¡¡ Chusma!! En los las paredes lucían  orgullosos los Estandartes de Campeones obtenidos por los Bleus, testigos de glorias pasadas y heraldos de futuras…Tras el banquillo visitante una pancarta con la imagen de los Leones de Thévenet lanzaba su desafío..

 

Sin duda , mucha rivalidad dentro y fuera de la pista, peor acompañada por  una exquisita deportividad por parte de jugadores y aficionados. Así da gusto

 

Y en los prolegómenos del choque, ovacionado por todo el pabellón, Nico de Villalobos recibió de manos de Juanjo Hernandez Vicepresidente de la ABC,  los packs Bifrutas que le acreditan como Jugador de la Semana

 

Estaba todo preparado para el espectáculo. Y lo habría

 

1º Cuarto:¡¡¡ Al Ataqueer!!!

 

El partido comenzó precioso, con ataques frenéticos y tanto búhos como leones con una única idea en la mente, el aro rival. A la canasta inicia de Moreno respondía de inmediato Le Schieller, anotando una gran canasta, después de un precioso reverso en la zona visitante.

 

Ningún equipo aflojaba, y pese a la gran velocidad del juego, el nivel de acierto era bastante alto. De nuevo, un activo, Moreno daba tres puntos de renta a los Leones, 5-8, pero le daba la réplica Moraleda, anotando su primer triple del choque.

 

Jesús María aprovechaba muy bien cualquier ocasión para salir disparados a la contra, mientras que Liceo trataba de mover la bola de lado a lado, buscando la mejor opción de tiro.

Las alternancias, continuaron, hasta el final del periodo, que finalizaría con un canastón de Prinet, en suspensión, que permitía a Les Bleus marcharse al descanso corto con una mínima renta, 15-14.

 

 

2º Cuarto: Bendito correcalles

 

Prinet empezaba el cuarto tal como acababa el anterior, logrando una canasta de malabarista que sacó el Ohhh!!! de la afición.

Entonces arrancó el festival de triples, primero era Moreno el que anotaba desde el 6,75, para poner las tablas, 19-19. Respondía, Moraleda, con otro triplazo, cerrando el festival, para los búhos, Martínez con otra canasta de tres puntos, 25-21.

 

Los jugadores seguían sin darse un respiro, y el choque era un bendito correcalles, ya que a pesar del constante ir y venir, los dos conjuntos seguían anotando con fluidez.

 

Los leones volvían a acercarse a tan solo un punto, y González paraba el partido, para afrontar los dos últimos minutos, antes de marcharse al vestuario. La cosa salió bastante bien, y Liceo, con cuatro puntos más de Prinet, que estaba en un momento dulce, lograba marcharse al descanso con un 29-26 a favor.

 

3º Cuarto: Liceo golpea y Jesús María responde

 

Empezaban a acercarse el momento de la verdad, pero los dos equipos aguantaban como gladiadores en la arena del foro romano, entregando cada gota de sudor por alcanzar la victoria que les llevara a la gran final.

 

 Los Bleus pudieron romper el partido en el arranque del periodo, pero Chusma se levantó con fuerza e igualo la contienda.

 

Tardaron en llegar los primeros puntos del cuarto, pero estos lo hicieron en forma de triple, como no, de Moraleda, 32-26. Seis puntos de ventaja, en la mayoría de ocasiones es una distancia corta, pero tal como se estaba desarrollando el juego, esa renta era un tesoro.

 

Además Moraleda seguía convirtiendo en oro todo lo que llegaba a sus manos, otra canasta suya, tras rebote ofensivo, ponía la máxima de partido, +8 (40-32). Esto hizo saltar las alarmas de los leones, que veían como se les podía escapar el encuentro. Jiménez introdujo cambios en su equipo, y a eso se le sumó que Prinet cometía su cuarta falta personal, que le llevaba al banquillo liceísta.

 

No desaprovecharon la ocasión los visitantes, que aprovecharon el desconcierto local, y de la mano de Alba y Moreno llegaron a los últimos segundos a tan solo dos puntos, 42-40. Liceo trató de aguantar la última posesión pero Moreno lograba robar la bola y anotaba una bandeja sobre la bocina, 42-42 y ocho apasionantes minutos por delante.

 

 

4º Cuarto: Tiempo para los valientes

 

El titular del último cuarto del encuentro de la semana pasada me vale perfectamente para introducir este último acto.

 

Tiempo para los valientes, todo el trabajo realizado durante esta Copa Colegial, se lo jugaban estos dos equipos en los últimos ocho minutos del choque. La altísima intensidad de todo el partido se mantuvo, es más yo diría que aumentó con creces, eso hizo que bajara la efectividad, pero no la emoción.

 

Nada más arrancar el cuarto, Moreno lograba poner a Jesús María por delante, 42-43, tras anotar un tiro libre. Pues a falta de 4:15 para finalizar, en electrónico seguía mostrando los mismos dígitos, no es que se hubiera estropeado el marcador, lo que ocurría era que nadie era capaz de anotar. Y entre medias, Prinet, que había vuelto a pista, no tardó en cometer su quinta personal.

 

Moraleda afrontó tener que llevar el los galones, y por fin lograba la primera canasta, en juego de este cuarto, 44-43.

 

Pero surgió la figura de Rico, para Chusma, cuatro puntos consecutivos del pívot león, pusieron en liza a los suyos, 44-47.

 

La bola, en estos instantes, parecía una patata caliente, pero eso no acobardó a De Villalobos, que se jugaba un complicado lanzamiento para acercar a Liceo. Un robo del propio De Villalobos permitió a Moraleda sacar una acción de 2+1 y Liceo volvía a mandar, 49-47.

 

Rico había entrado tarde en el partido, pero lo hizo a lo grande, un rebote en ataque, a solo dos minutos del final, le permitió poner de nuevo las tablas en el luminoso. Madre mía que final!!!.

 

En el siguiente ataque, los Bleus movían la bola sin mucho sentido ante la fuerte defensa visitante, hasta que el balón llegaba a manos de un Moraleda que se sacaba un sky hook a lo Abdul-Jabbar  que levantaba a la afición, 51-49.

 

Ambos equipos erraron dos ataques, llegando a 22 segundos del final con el mismo resultado. La sucesión de faltas benefició a Liceo, y De Villalobos y Moraleda sentenciaron desde el 4,60 (55-50).

 

 

Sin duda, una Gran Fiesta  del baloncesto colegial en Liceo, con dos equipos que merecieron estar en la Gran Final Colegial , pero como decimos siempre, solo puede quedar uno.

 

Ese uno es Liceo Francés. ¡¡ Allez les Bleues!!!  Y a  por le cuarto Estandarte…

 

Y no pudo ser, pero los Leones de Jesús María se despiden con el sabor agridulce . Han  hecho la mejor Copa Colegial de su historia,  pero …Ahora no es consuelo  para sus  bravos jugadores, pero estamos seguros de que  con el tiempo lo valorarán

 

 

 

¿Algún error en esta página? Dínoslo

Comentarios

Para poder comentar debes iniciar sesión.
Puedes iniciar sesión también con tu cuenta de facebook o twitter.

LICEO FRANCÉS55
JESÚS MARÍA50

Liceo Francés (15 + 14 + 13 + 13): Martínez ( 3 ) Cubelos ( - ) Rivoallan ( 2 ) Moraleda ( 26 ) Ferrer ( - ) Novoa ( - ) Sánchez ( - ) De Villalobos ( 8 ) Calvo ( - ) Prinet ( 11 ) Le Schieller ( 5 ).

Jesús María (14 + 12 + 16 + 8): López ( - ) Illesca ( - ) Carmona ( 2 ) Pesmanes ( 3 ) Vidal ( - ) Alba ( 12 ) Alcazar ( 1 ) Bonati ( - ) Patiño ( 8 ) Rico ( 6 ) Jiménez ( - ) Moreno ( 18 ) Biurrún ( - ) Sainz ( - ) García ( - ) Turrerira ( - ).

Mejores Jugadores AND1: Guillermo Moraleda (Liceo Francés) y Ignacio Rico (Jesús María).

Árbitros: Manu ( *** ) : Eloy( *** )

Incidencias: Partido entre Liceo Francés y Jesús María correspondiente a las Semifinales de la Copa Colegial ABC 2013 disputado el 08 de Marzo a las 19:00 horas en el Pabellón del Liceo Francés ante unos 300 espectadores.

Los Leones fueron a por todas
De Villalobos dirigiendo
Superando la presión bleu
Este tipo se salió
Moraleda y Rico, ¡¡Grandes!!