Viernes, 20 de Septiembre de 2019 ASOCIACIÓN DE BALONCESTO COLEGIAL DE MADRID
Padre Manyanet impone su ley ante Irlandesas en un duelo de estilos 27-20
Alvaro Rigal
Se respiraba emoción al cruzar la puerta del pabellón en cuyo umbral lucía un cartel de “Manyanet Arena”. Nadie en el colegio de la carretera del Goloso quiso perderse el arranque de la Copa Colegial ABC 2008, y la afición acudió en masa para apoyar a sus chicas. No era para menos, ya que se celebraba un apasionante choque, casi un derby de la zona norte, y enfrente tenían a las temibles Irlandesas, uno de los colegios con mayor tradición de basket femenino de Madrid. El ambiente de fiesta no hizo más que crecer durante la presentación de las plantillas por megafonía mientras la mascota local, el Centaturo, recorría la cancha incansablemente.

Ya con el balón en juego, pronto se vio que el físico iba a ser importante, puesto que Irlandesas presentaba un conjunto muy joven y les faltaban centímetros en la zona, todo lo contrario que sus rivales. Desde el comienzo ambos equipos decidieron jugar sus bazas con interesantes estrategias defensivas. Manyanet dispuso una zona 2-3 muy cerrada, resguardando bien su aro y obligando a forzar lanzamientos exteriores. Por su parte, Irlandesas intentaba aprovechar su mayor velocidad con una presión en todo el campo, buscando robar el balón en cada acción.

En este choque de estrategias, las locales fueron las primeras en conseguir ventaja. Con buenos movimientos en el poste bajo y fluida circulación de balón, las Centauras consiguieron una serie de canastas cerca del aro gracias a la capitana Ollero. Irlandesas por su parte tenían muchas dificultades contra la zona, y un tiempo muerto no pareció ayudarles a encontrar la llave para abrir el férreo candado con el que sus rivales habían protegido su canasta. A mediados del segundo cuarto, el marcador reflejaba un 8-1 y parecía muy difícil que las Irlandesas fueran a tener opciones de victoria.

Pero las chicas de la Moraleja no estaban dispuestas a perderle la cara al partido tan pronto. La presión empezó por fin a dar resultados y una serie de robos de balón les hicieron creer en sus posibilidades. Sólo el poco acierto en los tiros a canasta les impidió reducir las diferencias. Sin embargo, estaba claro que llevaban peligro, y el cuerpo técnico de Manyanet se vio obligado a solicitar un tiempo muerto para tratar de superar la asfixiante presión que estaban sufriendo. Al descanso se llegó con 8-4 y todo por decidir.

El tercer cuarto deparó un espectáculo vibrante. Las Irlandesas saltaron a la cancha enrabietadas y rápidamente conseguían su primera canasta en juego del partido, para colocarse a sólo dos puntos. Fue en ese momento cuando las chicas de Manyanet se dieron cuenta de que iban a tener que sudar para llevarse la victoria, y así lo percibió también la afición. El ambiente comenzó a caldearse tanto en la pista como en la grada, y fue en esos momentos difíciles cuando las locales dieron muestras de su clase y comenzaron a realizar su mejor juego. Manyanet era un martillo debajo del aro y recuperaron su ritmo anotador gracias a su concentración y a su trabajo en equipo. Espoleadas por un público entregado, volvieron a ampliar las diferencias.

No era sin embargo un paseo militar, ni mucho menos. Las Irlandesas se dejaban la piel en la pista, dispuestas a vender cara su derrota con una defensa muy agresiva. Todos sabían que en aquellos minutos se estaba decidiendo el partido, la batalla estaba en su punto álgido y nadie se amilanaba. No era fácil navegar entre las turbulentas aguas de las valientes Irlandesas, pero la decisión de Alejandre a la hora de tomar el timón local permitió que las de Manyanet mantuvieran la cabeza fría y la ventaja en el marcador.

La diferencia aún no era definitiva para las de casa, y parecía que tendrían que esperar para cantar victoria. Sin embargo, Robles decidió redondear la magnífica actuación que estaba realizando (11 puntos en el tercer cuarto) con un espectacular triple que enloqueció al pabellón y supuso todo un mazazo para las aspiraciones de sus rivales. El camino parecía ya demasiado cuesta arriba para las Irlandesas, dado que tenían que remontar 11 puntos en un solo cuarto.

Los últimos ocho minutos fueron un desesperado intento del equipo visitante por acercarse en el marcador, luchando contra el reloj y contra su propio cansancio. Gracias a una gran De Pablos consiguieron anotar diez puntos en este periodo, tantos como en los otros tres. No fue suficiente para doblegar a su consistente rival, pero sí para poder irse con la cabeza alta y el orgullo de haberlo dado todo. Al final, aunque cada equipo venció en dos cuartos, las Centauras de Manyanet demostraron ser un conjunto muy sólido y bien trabajado, que consiguió una merecida victoria. El alto nivel que mostraron en su juego ofensivo por conceptos dejó la sensación de que pueden ser un equipo con muchas cosas que decir en esta nueva edición de la Copa Colegial ABC



FICHA TÉCNICA

Padre Manyanet 27: Pérez (2), Simón (-), Cámara (-), Fernández (-), Alejandre (2), Robles (15), González (2), Ollero (5), Lorenzo (1), Santos (-), Riscado (-), Altamirano (-), Campoy (-), Parra (-).

Irlandesas 20: R.Yébenes (-), Scola (-), Baz (-), Magan (2), De Pablos (12), Ibarzábal (2), Alegre (-), B.Yébenes (1), Reviriego (1), Martín (-), Gómez (2), Hita (-)


Mejores Jugadoras AND 1: Robles (Padre Manyanet) y De Pablos (Irlandesas)

Pabellón: Colegio Padre Manyanet. 250 espectadores

Árbitro: Arquero (**)

Incidencias: Encuentro de la Primera Jornada de la Copa Colegial ABC 2008 disputado a las 18.00 del viernes 8 de febrero de 2008.

Ambientazo en Padre Manyanet
Ver más Fotos


La defensa irish se empleó a fondo
Ver más Fotos


Las mini cheerleaders Centauras en acción
Ver más Fotos


Garra irlandesas vs. fuerza centaura
Ver más Fotos
















PÁGINA DE INICIO  |   AÑADIR A FAVORITOS  |   CONTACTA  |   ABC, ASOCIACIÓN DE BALONCESTO COLEGIAL  |   design by